“La meditación es una práctica que permite cultivar y desarrollar ciertas cualidades humanas fundamentales, de la misma manera que otras formas de entrenamiento nos enseñan a leer, a tocar un instrumento o a adquirir cualquier otra aptitud.

Sobre todo nos enseña a tratar de familiarizarnos con la visión clara y justa de las cosas, y a cultivar cualidades que, aunque todos poseemos en nuestro interior, se mantienen en estado latente mientras no hagamos el esfuerzo de desarrollarlas.”

Matthieu Ricard

Practicar meditación nos ayuda a observar nuestra mente en todo momento y distinguir entre pensamientos beneficiosos y perjudiciales, ayudándonos a afrontar los problemas cotidianos de una manera más constructiva, reduciendo así la ansiedad, el estrés y el sufrimiento.

Las investigaciones científicas en el ámbito de la “neuroplasticidad” muestran que el entrenamiento de la meditación provoca importantes reorganizaciones en el cerebro a nivel funcional y en el plano estructural.

  • Universidad de Yale: El Doctor Psiquiatra Judson A. Brewer declara que ahora se sabe que la meditación ayuda a enfermedades como el autismo, la esquizofrenia y a desarrollar personas felices. La Universidad  concluyó que las personas que practican la meditación a lo largo de su vida desarrollan una red neuronal con la que tienen mayor consciencia de sí mismos y del presente.
  • Universidad de Wisconsin: Un equipo de investigadores de esta Universidad descubrió que la meditación tiene efectos biológicos sobre el cuerpo. Del estudio se desprende que la meditación produce cambios en el cerebro asociados a emociones más positivas y mejoras en la función inmunológica.
  • La Universidad de Harvard: Realizó un estudio que confirma que meditar no solo disminuye el estrés, sino que la meditación constante transforma la fisiología de tu cerebro. Este estudio indica también que las personas que llevan años meditando tienen una mayor cantidad de materia gris en su cerebro que aquellas que no meditan. Y determinó que la meditación reduce la hipertensión arterial y estimula el sistema inmunológico.

Por lo tanto es un buen ejercicio para aprender, practicarlo a diario y utilizarlo en nuestra vida.

Técnicas de Meditación:

Existen muchas técnicas de meditación. Dependiendo de la persona y la técnica, algunas pueden ser más fáciles de ejercitar que otras. Te mostramos aquí algunas de ellas:

  • Respiración: Es la técnica más utilizada y con la que empezarás en nuestras clases. Consiste en realizar ejercicios de respiración llevando nuestra atención a como entra y sale el aire de nuestro cuerpo. Con esta práctica y tiempo conseguimos llegar a los estados meditativos de paz y felicidad.
  • Objeto: Con esta técnica buscamos el foco de atención en un objeto concreto, de tal manera que llevando nuestra concentración a dicho objeto llegamos a alcanzar el estado meditativo en el que se calma nuestra mente y sentimos un bienestar general.
  • El sonido: El sonido y la vibración han sido siempre un vehículo para llevarnos a estados de concentración. Todas las culturas lo han utilizado y lo siguen utilizando. Mediante sonidos inducidos por cantos (mantras), campanas, cuencos, instrumentos, etc… se llegan a inducir esos estados meditativos esperados llevándonos a un estado de calma y felicidad. En nuestras clases utilizamos los sonidos de los Cuencos Tibetanos.

Beneficios de la Meditación:

Físicos:
  • Equilibra y regula el sistema cardiovascular.
  • Refuerza el sistema inmunitario.
  • Alivia el dolor crónico.
  • Aumenta el bienestar físico general.
Psicológicos:
  • Reducción de los niveles de estrés y ansiedad.
  • Previene la depresión.
  • Mejora la concentración y la creatividad.
  • Ayuda a combatir trastornos alimentarios.
  • Nos ayuda a estabilizar las emociones.
  • Y ayuda a rebajar posibles dependencias a drogas y  alcohol.

¡Ven a meditar con nosotros!

Horarios y tarifas